Argentina es el mayor productor de Malbec del mundo, eso hace que a la hora de descorchar haya estilos para todos los gustos. En el mes del Malbec recorremos su diversidad en esta nota.

A la hora de comunicar un vino, es probable que la cepa sea el aspecto en el que más énfasis se pone. Y si bien el varietal aporta un montón de información, también es cierto que no es determinante, un Malbec puede ser ligero o  estructurado, ofrecer trazos minerales o florales y así hasta llegar a un largo etcétera.

Es que la personalidad del terruño se impone, por eso un Sauvignon Blanc de Marlborough, Nueva Zelanda, es distinto a otro que proviene de Los Chacayes, Mendoza. Y ni siquiera es necesario recorrer tantos kilómetros para advertir esas diferencias, ya que también se dan en una misma provincia, de ahí que un Malbec de Paraje Altamira sea distinto a uno de Luján de Cuyo, ambas zonas de Mendoza.

Esto es todavía más claro en el Malbec, ya que la plasticidad es una característica de nuestra cepa insignia, y eso es un bonus porque los consumidores hoy prefieren vinos con personalidad, que cuenten la historia del terroir.

Claro que no se puede negar que una cepa define un marco, una generalidad, y cuando se descorcha un Malbec se puede esperar un perfil frutado, taninos sedosos y buena intensidad de color. En el medio hay mil matices, aquí algunos:

Chakana Estate Selection Malbec 2016

Se trata de un 100% Malbec elaborado con uvas del Valle de Uco, en Paraje Altamira y Gualtallary, por lo que expresa lo mejor de cada uno de estos terroirs.

Chakana es una de las bodegas que nació con el objetivo de crear vinos lugar, con identidad, por eso, desde sus orígenes, se dedicaron al estudio de los suelos y sus posibilidades. Esta temporada trabajaron junto a Claude y Lydia Bourguignon -dos de los máximos expertos de terroir y viticultura ecológica del mundo-  y concluyeron que uno de los puntos en común de Gualtallary y Altamira es que ambos ofrecen suelos con abundantes piedras cubiertas de cabornato de calcio, lo que hace que la planta esté obligada a ir a las profundidades para buscar nutrientes.

Ahora bien, en Gualtallary es mayor el porcentaje de rocas de basalto, eso produce una mayor extracción de carbonato de calcio y da lugar a vino de gran potencia y estructura. Por el otro lado, en Altamira, la menor extracción ofrece vinos con un claro perfil calcáreo y mineral pero caracterizados de la típica frescura y elegancia de la zona.

Esa síntesis se expresa en la copa, donde este Malbec cosecha 2016 ofrece frescura sin perder potencia y estructura.

“Aunque parezca complicado, lo bueno es que es un vino que se puede disfrutar de manera simple”, explica Gabriel Bloise, enólogo de Chakana.

Precio sugerido: $370.

Domaine Bousquet Premium Malbec

Otra etiqueta para explorar Gualtallary. De cuerpo medio, se trata de un vino fácil de beber que pide siempre otra copa. Un Malbec que expresa pura tipicidad, con sus taninos amables.

Más allá del vino, los seguidores de la bodega advertirán un cambio en la etiqueta, ya que hubo un rediseño de la misma y se añadió el lema “Vinos Naturalmente Elegantes”.

Cuesta $199 lo que lo convierte en un excelente best buy.

Casarena Single Vineyard Naoki´s Malbec Agrelo 2015

Para seguir descubriendo terroirs mendocinos, vale la pena sumar una etiqueta proveniente de Agrelo, Luján de Cuyo, una de las zonas con más trayectoria en la producción de vinos.

Naoki es el viñedo más joven de Casarena y suma, a las notas típicas del varietal (ciruela y fruta roja fresca) un marcado perfil floral en nariz.

Tiene una crianza de 12 meses en barricas de roble francés de primer uso, lo que le otorga complejidad y un buen equilibrio entre la redondez de sus taninos y la frescura.

Precio sugerido: $489

Antonio Mas Núcleo Malbec 2014

Desde La Arboleda, una micro-región privilegiada de Tupungato, corazón del Valle de Uco Mendocino, llega este vino que se ofrece la concentración de los vinos de altura en un buen equilibrio.

De buen peso en boca y largo final, tiene 12 meses de paso por barricas de roble francés de primer y segundo uso.

Precio sugerido: $389.

Laborum Malbec 2016 – Finca Alto los Cardones

El Norte argentino es mucho más que Torrontés y Cabernet Sauvignon, los Malbec también se dan muy bien por esas tierras, de donde surgen aromas y sabores más especiados.
Este 100% Malbec tiene una entrada armónica, es de taninos firmes y largo final. Con crianza de 12 meses en barricas de roble francés de primer y segundo uso, presenta notas a frugros rojos y negros y también delicadas notas florales que se combinan con el especiado de la pimienta negra y el ahumado de la madera.

Precio sugerido: $750.

Alzamora Malbec, Bodega Casa Montes

Desde San Juan, llega este Malbec de colores vivos y una buena combinación de notas frutadas y florales. En boca es sedoso y de entrada amable, sus sabores sabores recuerdan a ciruelas y aporta una sensación refrescante similar al anís.

Precio sugerido: $205.